¿Qué es el asma felina?

Aproximadamente un 5 % de los gatos, sobre todo jóvenes y de mediana edad, se ven afectados por el asma felina. Es importante detectar a tiempo esta enfermedad para poder darle al animal el tratamiento más adecuado ya en la fase más temprana. y reducir o controlar todo lo posible los efectos de sus problemas respiratorios. Vamos a verlo:

¿Qué es el asma felina gatos?

El asma felina es una reacción alérgica a ciertas partículas que son inhaladas por el animal. Al introducirse en su sistema respiratorio el inmunitario reacciona de manera excesiva provocando la constricción de las vías y generando picor y dolor que pueden derivar en una situación de ahogo que puede llegar a ser muy peligrosa.

Este problema no entiende de sexos dentro del mundo felino y, en cuanto a la edad, suele diagnosticarse entre los 4 y los 5 años. Existen múltiples causas que pueden provocarla como las siguientes:

  • Humo del tabaco.
  • Polen.
  • Polvo.
  • Químicos.
  • Aerosoles.

Mi gato tiene asma felina

¿Cómo saber que mi gato tiene asma?

Detectar si un gato tiene asma es bastante complejo, ya que su sintomatología puede confundirse con otras de tipo pulmonar. En caso de que el gato sufra una crisis es necesario acudir al veterinario para que realice una valoración y pruebas que descarten otras patologías.

Analíticas, radiografías o broncoscopias, entre otras pruebas, son necesarias para ayudar al profesional a lograr un diagnóstico claro. La prueba más eficiente es un lavado broncoalveolar que permite analizar un suero salino en busca de una cantidad de eosinófilos elevada, un síntoma claro.

En cualquier caso, en casos de gatos con asma lo más habitual es detectar problemas respiratorios como tos o sensación de fatiga que provocarán que nuestro gato esté menos activo de lo habitual y haga más ruido al respirar.

Los síntomas que presenta

Estar atentos en nuestro hogar permite detectar síntomas previos para evitar que el problema del asma vaya a más. Es importante recordar que un diagnóstico temprano ayuda a reducir los riesgos de que se agrave este problema. Estos son algunos de los puntos a los que tenemos que estar atentos:

  • Dificultad para respirar: Tanto en la inspiración como en la espiración aunque más exagerados en esta última.
  • Respiración superficial y rápida: Se acelera la respiración y el gato abre la boca para obtener más aire, ya que, el flujo de las fosas nasales no es suficiente.
  • Ruidos y tos al respirar: Al estrecharse e irritarse las vías el gato genera silbidos y tos al respirar.
  • Apatía y cansancio: Dificultad para moverse por falta de aire.
  • Mucosas azules: En los casos más graves aparece la cianosis por la falta de oxígeno.

Mi gato no respira bien

Tratamiento para el asma gatuno

El tratamiento para el asma felina debe pautarlo un veterinario. Tras el diagnóstico, recetará una medicación para ayudar al gato en los ataques, o de manera continuada según la gravedad del problema. Debe adecuarse a la edad, el peso o la existencia de otras patologías. Hay que evitar, en todo caso, medicar al animal sin el debido control veterinario.

Consejos para ayudar a nuestro gato

En caso de contar con un gato asmático se pueden tomar una serie de medidas que lo ayuden a llevar una vida más tranquila y reducir los riesgos de ataques. Para ello ofrecemos los siguientes consejos que son muy sencillos de poner en práctica:

  • La limpieza frecuente del hogar es una de las bases. Con ella se reduce la acumulación de polvo y se aporta un espacio más agradable para la mascota.
  • El polvo que genera la arena para gatos puede ser un desencadenante. En el mercado hay productos libres de partículas.
  • Es importante controlar el uso de productos de limpieza y aerosoles evitando exponer al gato a los gases que se generan.
  • Evitar que el animal viva en un espacio con humo es una gran ayuda para él.

El asma felina es una enfermedad que afecta a muchos gatos domésticos, sobre todo jóvenes. Esta dolencia implica problemas respiratorios y debe ser diagnosticada por un profesional, que prescribirá un tratamiento. Para aliviar los síntomas, se pueden seguir una serie de consejos que ayudarán al animal en su vida cotidiana.

Recent Posts