¿Por qué nos da alergia el pelo de los gatos?

 en Gatos

Desde Clínica veterinaria Argos vamos a explicar en el presente post todo lo relacionado con la alergia al pelo de los gatos. Analizaremos cuáles son las características del animal que hacen que nos surjan estas alergias e irritaciones en las mucosas y en la piel. Aunque se trata de una patología bastante frecuente en los adultos, también existen niños que pueden padecer estos síntomas alérgicos. Asistimos a una época en la que cada vez es más habitual tener un gato como animal de compañía, lo que, inevitablemente, se traduce en un importante incremento de los casos de alergia en sus dueños.

En este artículo intentaremos dar respuesta a todas las preguntas relacionadas con el tema de la alergia al pelo de los gatos:

Cuál es la causa de la alergia al pelo de los gatos

Los síntomas alérgicos deben ser entendidos como una irritación que se produce en las mucosas, en la dermis y en otras partes del cuerpo humano ante una exposición no necesariamente directa con el alérgeno. Aunque es una creencia extendida el hecho de que es el pelo del gato el que desencadena los síntomas de la alergia, la realidad no se ajusta del todo a ello.

La sustancia que provoca la alergia es una proteína de la que se compone la saliva del felino, la cual está presente en las mucosas del animal y en sus glándulas sebáceas: Fel d1. Esta es, por tanto, la hormona que tiene la culpa de que los humanos desarrollemos crisis alérgicas ante la presencia de este tipo de animales.

Los gatos son animales extremadamente limpios y usan su lengua para asear su pelaje y acicalarse. Por lo tanto, el minino, cuando emplea este órgano para su limpieza, está depositando esta sustancia a lo largo y ancho de todo su cuerpo. Así, cuando lo acariciamos o su pelo se desprende por cualquier otra circunstancia, está depositando esta proteína en el entorno en el que vive. Nosotros, al entrar en contacto con ella, desarrollamos los síntomas alérgicos.

De este modo, cuando una persona con sensibilidad entra en contacto con el pelo o la caspa depositados por el felino en cualquier punto del hogar, se desencadenará en ella la crisis alérgica.

No debemos olvidar que, aunque no tengamos gatos y ni siquiera hayamos tocado uno, es posible que se produzca este tipo de crisis alérgica. Si nos acercamos a una persona o a una superficie en las que haya pelo o restos salivales de estos animales, entraremos en contacto con la sustancia y, por lo tanto, podremos sufrir alergia.

Raza libre de alergias: mito o realidad

Como hemos venido analizando, el alérgeno no está presente en el pelaje del animal. Por ello, es absurdo vincular las reacciones alérgicas a una raza u otra. Sin embargo, la transmisión de la sustancia Fel d1 si que será más fácil en aquellas razas de gatos (la mayoría) que tienen pelo. En razas sin pelo es más difícil que se dé esta transmisión, hecho que, no obstante, puede producirse cuando entramos en contacto directo con la saliva del animal y, por tanto, con la hormona.

Sin embargo, en la actualidad, debido a los importantes avances de la ciencia y la biología, se están desarrollando una serie de alimentos que tratan de inhibir esta sustancia en el animal que los ingiere. Cuando un gato come este tipo de pienso, está contribuyendo a limitar en su organismo la formación de la sustancia generadora de la alergia. A medio y largo plazo, este animal producirá menos alergia en los humanos que lo rodean.

Desde Clínica veterinaria Argos ofrecemos el cuidado, la atención y el tratamiento sanitario para gatos o para cualquier mascota. Más de 15 años de experiencia y la confianza de todos nuestros clientes nos avalan.

Recent Posts

Deja un comentario

Contacta con nosotros

Puedes hacernos llegar cualquier consulta o duda

No lo lee bien? Cambie el Texto aquí captcha txt
Gato frío inviernoToxoplasmosis: gatos y embarazadas