Cómo prevenir la otitis en los perros

 en Perros

La prevención de enfermedades es muy importante, sobre todo para salvaguardar la salud de nuestras mascotas. En algunos casos determinadas patologias pueden evitarse en los propios hogares tomando una serie de medidas de precaución. En esta entrada hablamos de una de ellas; la otitis canina.

Origen y causas de la otitis canina

La otitis es una patología común entre los perros. Se trata de una inflamación del canal auditivo de los oídos, lo que acaba por producir dolor y molestias. En el caso específico de los canes, esta enfermedad causa un estrechamiento del epitelio, el cual crea un hábitat ideal para diferentes tipos de microorganismos.

Las causas de la otitis son de lo más variadas. Una de ellas es la infección que provocan los ácaros, especialmente usual entre ejemplares jóvenes o cachorros. Los hongos también llegan a causar esta enfermedad, en especial si el animal vive en un ambiente de mucha humedad y no se lleva una adecuada higiene. Evitar que entre agua durante el baño es esencial, ya que evita la aparición de hongos.

Otra causa es la presencia de cuerpos extraños en los oídos. Esto es muy frecuente durante la primavera y el verano, momento en el que las semillas de las plantas pueden acabar en las orejas de nuestro perro. Incluso las alergias estacionales pueden causar esta enfermedad y en menor medida los cambios hormonales.

Síntoma de la otitis canina

El comportamiento del animal nos dará la clave para saber si padece la enfermedad. En este aspecto, si sacude la cabeza con frecuencia, estaremos ante uno de los síntomas de la otitis; al igual que si vemos que agacha las orejas o se rasca de forma insistente. También agachará la cabeza del lado en el que tenga molestias.

Otro aspecto que debemos tener en cuenta es la presencia de excesos de cerumen y, sobre todo, si este es de color amarillo o negro. Este síntoma lo veremos con claridad, ya que el cerumen acabará por derramarse de las orejas, pero también notaremos un olor fuerte muy similar al de la putrefacción. Llegados a este punto, no deberíamos albergar mayores dudas de que nuestro perro sufre una infección. Además, en casos de gravedad se llega a perder la capacidad auditiva.

¿Cómo prevenir la otitis?

La mejor forma de enfrentarse a esta enfermedad es la prevención, y una correcta limpieza de las orejas de nuestro perro es la base. Existen productos específicos para lograr una buena limpieza, los cuales están pensados para las diferentes razas y con un pH que no dañe el interior de los oídos. Además, debemos evitar introducir bastoncillos en las orejas, ya que podríamos acabar causando daños sin querer.

Evitar la entrada de agua

Cuando bañemos a nuestro perro evitaremos que no entre agua en las orejas. Esto creará el caldo de cultivo perfecto que fomente la aparición de hongos, los cuales acabarán por causar esta enfermedad. Asimismo, revisar de manera periódica el estado de las orejas y los oídos nos permitirá saber cuál es su estado, algo que habrá que hacer con atención durante la primavera y el verano tras un paseo. El objetivo es retirar cualquier elemento extraño que puede permanecer en el pelo.

En definitiva, para evitar la otitis tendremos que prestar atención al comportamiento del perro y revisar las orejas para comprobar que nada extraño llega al interior. Así, evitaremos más de un problema.

Por último, en caso de que tengamos dudas, siempre es recomendable acudir a al veterinario para realizar una revisión a tiempo que determine si hay problemas o no.

Visita nuestra clínica veterinaria en Albacete para mantener la salud de tus mascotas y garantizar su bienestar.

Recent Posts

Deja un comentario

Contacta con nosotros

Puedes hacernos llegar cualquier consulta o duda

No lo lee bien? Cambie el Texto aquí captcha txt