TERAPIA CONDUCTAL PARA EL TRATAMIENTO DE SOCIOPATIAS


1)       Nunca intentar hacer demasiados cambios de golpe en la relación perro-hombre; ya que podría aumentar la ansiedad en el animal.

2)      Debemos crear una relación de dominancia entre el perro y el dueño. Para ello, el animal no debe recibir ningún tipo de premio (comida, juego, caricias…) sin responder antes a una orden (sentarse, tumbarse, dar la pata…) Esto conseguirá que el animal reconozca que debe obedecer a su dueño para poder conseguir algo.

3)      Todas las interacciones perro-persona, deben realizarse a iniciativa de la persona. Siempre que el perro intente conseguir caricias, juego..debe ser rechazado, salvo que antes de acceder a sus “peticiones” le obliguemos a cumplir una orden.

4)      Debemos evitar que el perro se apropie de las zonas de descanso, en este caso debe ser desalojado (¡nunca tapar las vías de salida!)

5)      Si algún miembro de la casa tiene demasiado respeto hacia el perro, en todas sus interacciones con él debe aliarse con otra persona para reforzar las órdenes; en el caso de que esta persona no logre aún así imponerse, debe evitar las interacciones con el perro.