Ana Esther nos deja.


La de hoy es una entrada triste en nuestra web. Ana, la veterinaria, se va de la clínica.

Después de estos últimos años con nosotros, de risas,  de “enfados”, de días de mucho trabajo y otros mas relajados, de pelear codo con codo en la que ha sido su casa, por motivos personales, nos deja.

Le deseamos que en su nueva andadura reciba tanto cariño como el que se lleva de todos los que la hemos conocido.

Buena suerte y hasta siempre.

Dejar un comentario