PROTEGE A TU MASCOTA DE LAS GARRAPATAS

Las garrapatas son un grupo de parásitos externos de los animales, en el que se incluyen hasta 800 especies.

Existen 2 grandes grupos:

-         Ixodidos (garrapatas duras)

-         Argasidos (chinchorros o garrapatas blandas)

Los Argasidos parasitan principalmente a aves y animales de madrigueras.

La garrapata del perro  es Rhipicephalus sanguineus, un Ixodido.

Se alimentan de la sangre de los animales, por lo que pueden causarles anemia, lesiones en la piel que pueden producirles infecciones secundarias, y no sólo esto, sino que transmiten con su picadura gran cantidad de virus, bacterias y parásitos de la sangre  (Rickettsias, Babesias, Theilerias, Enfermedad de Lyme…) que pueden hacer enfermar seriamente a nuestros animales y a nosotros mismos.

Estos parásitos necesitan humedad para sobrevivir, reproducirse y pasar por los distintos estadíos de su vida (huevo, larva , ninfa y adulto), por lo que estos años de abundantes lluvias favorecen su desarrollo, pudiendo llegar a ser una importante plaga.

Es importante tratar al animal, pero también el entorno, sobre todo para los perros que viven en parcelas o en el campo, llegando a las hendiduras de las paredes,  rincones, zonas de vegetación … con productos adecuados.

Para los animales existe una amplia gama de productos eficaces ( collares, pulverizadores, ampollas, lociones)  adaptados a las necesidades de cada animal y a los gustos de sus dueños.

Nunca debemos arrancar las garrapatas directamente con nuestros dedos, siempre rociarla primero con un insecticida apropiado o con alcohol para que se suelte, y después retirarla con una gasa o papel haciendo un pequeño giro al estirar.

Ante cualquier duda déjese aconsejar siempre por su veterinario.

 

Comments are closed.