MI PERRO SE HA VUELTO AGRESIVO, QUE PUEDO HACER ??


Esta cuestión se nos plantea casi a diario en nuestros centros de trabajo, y siempre de una manera urgente, casi angustiosa por parte de los propietarios, los cuales piensan que su perro se ha convertido en un monstruo, llevando ya en mente la idea de la eutanasia.

 

Ante estas consultas “de vida o muerte”, el clínico tiene un difícil trabajo por delante:

1º debe analizar cuidadosamente la situación en la que se ha producido la agresión, y si es o no la primera vez que ocurre

2º debe realizar una historia clínica completa del perro, para descartar la posibilidad de que el animal padezca alguna afección dolorosa y que el dolor sea lo que haya podido provocar la agresión.

Hecho todo esto, el veterinario especialista en comportamiento indagará en toda la historia comportamental del perro, para descifrar el problema existente y poder tratarlo.

 

Hechas estas consideraciones hay que remarcar tres puntos:

a)      ningún perro (salvo contadísimas excepciones) presenta cuadros agresivos desde que nace por que esté loco, sino que la agresividad se origina a partir de las primeras experiencias del cachorro y del entorno en el que se desarrolla.

b)      ¡Nunca! debemos restar importancia a las manifestaciones de genio que presentan los cachorros ante sus dueños pensando que son “tonterías de la edad”. Estas tonterías pueden ser los primeros avisos de que el carácter de nuestro animal esta comenzando a cambiar.

c)      Y el último y más importante a considerar es : ante cualquier manifestación agresiva de nuestro animal, con mordisco o sin él, debemos consultar a un veterinario especialista en comportamiento de forma inmediata. Cuanto más avanzado esta un problema de comportamiento, mucho más difícil es hacerlo retroceder al punto inicial.