Blanquito, todo el amor de Maria en un poema


Bendito el gato de mi casa
porque no hay otro paraíso para él
ni más eternidad
que el sitio al sol donde ahora descansa.
De modo que en mi casa a salvo está
mientras él duerme eternamente.
 

Blanquito

 

Blanquito siempre felicitara asi la Navidad

Dejar un comentario